Nuestra Historia

La tradición del establecimiento se remonta en el tiempo varias generaciones atrás. Antiguamente, en tiempos de grandes nevadas, era un punto de reunión de esquiadores y montañeros, que se alojaban en lo que era la Fonda Ramona cercana a la estación de esquí de Lunada y a los Montes del Valnera y Somo.


En 1994 se remodeló totalmente para dar los servicios que los nuevos tiempos exigían. Fué entonces cuando la Fonda Ramona se convirtió en el Hostal Sancho García.

Actualmente ofrece alojamiento en sus 15 habitaciones, todas con baño, TV., calefacción central y WI-FI gratuito.

En el restaurante se puede encontrar una variada carta además de un completísimo menú del día.

Su privilegiada situación, en el centro de nuestro pueblo, le convierte en el lugar ideal, tanto para alojarse como para comer.

 

 

.