El huerto en Septiembre


 

 

 

Septiembre es el regreso al trabajo después de las vacaciones. Son múltiples las tareas que se deben llevar a cabo en este mes, por lo que en la agenda del huerto se trata de un mes importante, en el que la recogida de la cosecha de verano, ya en las últimas, ha de combinarse con la planificación del huerto en invierno, puesto que la previsión siempre va a jugar a nuestro favor.

 

Siembras, trasplantes y cosechas

  • Siembra: acelgas, apio, coles, espinacas, guisantes, escarolas, lechugas, puerros, rabanitos, nabos e hinojo.
  • Trasplantes: cebollas, coles, coliflores, lechugas, escarolas, puerros…
  • Cosechas: acelgas, apio, berenjenas, cebollas, coles, melones, pepinos, pimientos, puerros, rabanitos, sandías, tomates y zanahorias. También es hora de recolectar las habichuelas y judías secas para consumo o guardar la semilla.

La siembra sobre todo es de cultivos de ciclo corto que nos acompañan durante todo el año (lechugas, rábanos) y de aquellos que necesitan menos horas de insolación y son más resistentes al frío (acelgas, coles, espinacas, escarolas, guisantes y coliflores). En el Levante es también la época para sembrar las habas más tempranas, y en zonas más cálidas todavía se pueden sembrar tomates tardíos.

A la hora de hacer el plantel hemos de tener en cuenta las peculiaridades de este mes, en el que pueden alternarse las altas temperaturas del verano con rachas de frío y tormentas con abundantes lluvias. Además, el día cada vez es más corto y las noches más frescas por lo que deberíamos proteger los semilleros y los cultivos más sensibles recurriendo a invernaderos.

Preparación del sustrato

Los cultivos de verano, sobre todo las solanáceas, son cultivos voraces que consumen gran cantidad de nutrientes por lo que empobrecen el sustrato. Para que los nuevos cultivos puedan crecer con fuerza habría que revisar la calidad del sustrato, añadiéndole humus de lombriz si una vez arrancada la planta el sustrato remanente está en buenas condiciones y no ha sido totalmente invadido por el sistema radicular, o bien preparando un nuevo sustrato compuesto por humus y fibra de coco, para aumentar la aireación y retención de agua. Una opción interesante es aplicar abonos verdes para aportar nutrientes y materia orgánica al suelo. Otra opción puede ser la plantación de leguminosas como las habas que aportan nitrógeno.

Obtención de semillas

Si queremos ser autosuficientes y cultivar a partir de nuestras propias semillas, éste es el momento de conseguir las semillas de tomates, pimientos o judías si son tempranas.